Hablar de InfanciaS  propone una mirada plural y dinámica, teniendo  en cuenta las posibles y diversas versiones de ser niñx,  en relación a cada época y para cada quien. Tomando en cuenta que cada uno hará su propio camino en la construcción de su infancia; experiencia que será única e irrepetible donde se anudará, entre otras cuestiones,  lo histórico, lo cultural, lo social, lo familiar, lo propio… en tanto proceso de reconstrucción permanente en el camino hacia la identidad.
La posición sería poder salir de la idea de “la infancia” como categoría, ya que éstas tienden a homogeneizar, a establecer características y modelos para quienes forman parte de ellas. De ahí, el peligro de pensar la infancia desde un modo estipulado por otrxs, quienes establecen las normas, lo normal, como si hubiera un único modo posible de ser niñx. 
Pensar en infancias es dar lugar a la complejidad, a la diversidad, al respeto por las diferencias; es pensar en un recorrido singular que deja huella, momento de creación y constitución subjetiva; sosteniendo la posibilidad de ser niñx, en cada momento, para cada quien y según sus circunstancias.

Verónica del Castillo
Psicopedagoga.

¿QUÉ ES ALFABETIZAR EN SENTIDO AMPLIO?




“Tal vez se trate un poco de eso…

 de que las palabras, la experiencia, las ideas, se ofrezcan,

 circulen, de que podamos verlas, oírlas, discutirlas, elegirlas, …

 y así… construir lo propio…”

Eduardo Galeano, La casa de las palabras.

 

Antes se pensaba que alfabetiza era enseñar nociones matemáticas y a leer y escribir, hoy sabemos que la alfabetización es mucho mas que eso… el arte, la literatura, como bienes culturales a ser trasnimitosds es parte constitutiva de la alfabetización. Las infancias necesitan estímulos artísticos y literarios desde los primeros años, el escuchar cuentos, poesías, el disfrute de las imágenes, de los colores, de los estímulos plásticos… el desarrollo de la sensibilidad y apreciación es parte fundante y brinda estímulos y recursos emocionales y cognitivos  donde se asentaran futuros aprendizajes… Año a año, el placer por la percepción de obras de arte, el disfrute al escuchar o leer, sin necesidad de que luego haya una “bajada didáctica” como suele decirse, sin actividades posteriores, por el solo placer que provocan esos momentos de encuentro con la literatura y el arte; con el despliegue que posibilitan desde lo singular y de lo colectivo en tanto productos que dan cuenta de la cultura… La posibilidad que brindan de expresar los sentimientos, las experiencias… de una manera simbólica, abriendo a procesos de sublimación que posibilitan el desarrollo de los procesos de subjetivación… La oralidad, la escritura y el arte como lenguajes propios de la humanidad de todos los tiempos… como transmisión intergeneracional, la palabra que circula… enlaza…

Lic. Verónica del Castillo

IG #infancias.enjuego

Imágen de https://magnet.xataka.com/idolos-de-hoy-y-siempre/libros-a-traves-cuadros-ocho-obras-donde-literatura-protagonista


HOY SOLO... CONTAME UN CUENTO...

 




Hay días que todo parece estar patas para arriba, que el trabajo es un lío, que con solo

mencionar el hacer la tarea desata un tsunami… Días revueltos, el wifi no funciona,

la computadora no prende… Hay días que hasta el agua parece hervir más rápido

y la olla se quema… Hay días en que no importa lo que diga o escuche, todo suena feo…

Solo queda hacer una pausa… Acurrucarse en las faldas, sentarse en el piso,

en un lugar confortable… dejar de lado las tareas, los pendientes, los quehaceres...

Hoy... solo contame un cuento… uno de esos que te gustan, tal vez alguno

que te contaban de chicx… seguro te acordás alguno… 

Un cuento de esos que nos traen los mejores recuerdos, alguno que nos ayudó

a pensar en algo nuevo… alguno que te contó alguien importante…

¿Quién te los contaba?

Los cuentos nos llevan a otros mundos… y seguro hoy quisiéramos estar en otro mundo!!

Los cuentos nos animan a soñar… y hoy necesitamos saber que soñar es posible.

Los cuentos tienen finales felices o inesperados… hoy vivimos lo inesperado

y queremos un final feliz… o el mejor posible…

Los cuentos nos animan a poner en palabras lo que nos pasa…

y cuando hay lugar para las palabras

hay menos lugar para lo impulsivo que nos arrasa.

En los cuentos todo es posible… se vencen los peores miedos,

se ganan las más feroces batallas, y siempre hay alguien dispuesto a ayudar

y te extiende la mano… Si… los días como hoy… solo contame un cuento


Lic. Verónica del Castillo



Imágen de https://elplacerdelalectura.com/2020/01/los-libros-mas-vendidos-al-3-de-enero.html/attachment/0000568259


ENTRE PALABRAS...

 




La propuesta de hoy es pensar algunas palabras que resuenen en nuestra profesión o que me resuenen  a mi como psicopedagoga,  a partir de las cuales me sienta convocada a ejercer mi profesión... Así empezaron a surgir palabras; y en esta búsqueda de palabras significativas, me voy dando cuesta que lo que me convoca es la palabra. La palabra como propia de lo humano, como despliegue de la subjetividad. Lo que me lleva a pensar, que ese viejo refrán que escuchaba de chica,  “A las palabras se la lleva el viento”… no es tan así…

A las palabras no se las lleva el viento... tal vez luego de un profundo trabajo de análisis personal, uno empieza a elegir que palabras le entrega al viento para que las lleve y cuales no… pero eso es otra cosa…  Las palabras dicen... portan sentido…  para quien las dice, y para quien las escucha, que como Lacan dice, nunca lo dicho es lo escuchado…

Esta propuesta de pensar en palabras... como invitación a pensar y pensarnos… Elijo entonces armar una red de palabras que se entrelazas y van armando una red de sostén en mi trayectoria profesional: mirada, escucha, alojar, disponibilidad, cuerpo, juego, palabra, complejidad, encuentro, sentido, sentimientos, subjetividad, espacio y tiempo

La mirada y la escucha en tanto se despliegue lo singular de cada uno, sin juicios preestablecidos, dejándonos sorprender en el campo de lo posible

Disponibilidad para que la subjetividad se despliegue, estando disponible para el otro

Alojar la diversidad de infancias, adolescencias, juventudes, adulteces... alojar la complejidad de la historia de cada cual, los dolores, fortalezas, alegrías, esperanzas. El alojamiento como un nuevo lugar posible de ser habitado, tal vez, un lugar inaugural y diferente.

Habilitar un espacio para que circule la palabra, donde le juego tenga lugar y el cuerpo se haga presente, donde se desplieguen los sentimientos, lo propio… 

Palabrs que hagan lugar al silencio... silencio necesario para darle lugar a lo propio y lo del otro, para que algo del encuentro suceda... silencio como sostén, como tiempo de moviemiento... como posibilidad de que algo de lo nuevo advenga... 

Y en ese juego entre palabra y silencio... lo singular en el encuentro con el otro... un encuentro sentido, un encuentro donde algo de lo nuevo tanga lugar...

Hoy, podría ser uno de esos días... donde elegimos que escuchar, y que dejar... que se lleve el viento...

Lic. Verónica del Castillo

Psicopedagoga

Imágen de https://ar.pinterest.com/pin/212654413630437912/


Había una vez… una palabra mágica

 


 



Se suele escribir que "Abracadabra son palabras mágicas que abren a que todo sea posible… 

Cada vez más creo que "Había una vez..." son las palabras mágicas por excelencia… Cada vez que se escuchan esas palabras y no importa la edad que tengamos… se abre la posibilidad de lo posible… todo puede suceder y a nadie se le ocurre pensar si es físicamente posible que una niña luche contra feroces osos y que no le pase nada… que  una princesa duerma cientos de años y se despierte como si nada hubiese pasado, que con el solo efecto de una flauta miles de ratones abandonen un pueblo, que los monstruos y fantasmas, que durante siglos nos causaron miedo, de pronto sean temerosos o amigables y en la siguiente historia nos vuelven a dar miedo… que  un lobo se coma personas enteras y luego puedan salir indemnes de su estómago…

“Había una vez…” Palabras mágicas que al escucharlas nos predisponen a creer, a soñar, a imaginar, sin dudas porque todo es posible…

En este contexto de pandemias donde o conocido se ha teñido de incertidumbre, donde los adultos que le daban seguridad a los niños se sienten vulnerables ante una pandemia que nos arrasó y nos arrasa… necesitamos palabras mágicas que nos lleven a cerre que otro modo de vivir, de ser ye estar el mundo es posible…. Nosotros como adultos y a las infancias necesitamos dejarnos alojar y acurrucar por ese había un a vez… que nos lleva a soñar, a aventurarnos en lo desconocido con a la tranquilidad de que todo tiñen un finka… como las historias y lo cuentos… y que podemos cerrar un libro… para poder abrir otro después…

Lic. Verónica del Castillo

Instagram   @infacias.enjuego

Imagen en https://ar.pinterest.com/pin/377106168801166774/

Había una vez... y muchas veces



Había una vez... y muchas veces


Puede ser Tomás, Juana, Lucía o Fransisco... o bien pudimos nosotros hace mucho tiempo, la literatura nos ha acompañado y sigue acompañando a las infancias de todos los tiempos. Siguiendo a Lía Schenck, «La hora del cuento», más allá de cómo se llame en cada país y de las identidad que adopte en cada comunidad, cre un clima de encantamiento y de complicidad afectiva que es única e irrpetibel. En las infancias, escuchar cuentos, poesías, historias, invita al despliegue de la fantasía, la creatividad y la imaginación; pero también a identificarse, simbolizar, tramitar... 

Caprichos, berrinches, enojos, alegriás, miedos, aventuras mágicas... diversas formas de transitar los encuentros y desencuentros. En la literatura, de la mano de los cuentos podemos encontrar diversos modos de ir poniendo en palabras lo que nos pasa... lo que les pasa. 

Somos nosotros los adultos, quienes lxs acompañamos en ese camino, el de encontrar nuevos modos de tramitar lo que les pasa, de ir encontrando palabras, sentimientos, experiencias... El  cuento de Tomás y la goma mágica, entre otros, nos invita a ir reconociendo los sentimientos y efectos que producen y como pueden ponerlos en función a medida que van creciendo. Como tomar conciencia de lo propio y lo del otro, condición fundamnetal para la convivencia que no sólo las infancias tienen que descubrir, sino muchos adultos también... La diversidad, la empatía... puestas en juego

Lic. Verónica del Castillo.

Psp. Victoria Taboada

.

Imágen en https://soliwebblog.wordpress.com/2019/10/26/la-magia-de-la-lectura/

.

#infancias #literaturainfantil #capricho #sentimientos #emociones #psicopedagogia #editorialedelvives

Distintas versiones del jugar... (2° Parte)


.

Desde el  psicoanalísis, son varios los autores que hacen referencia al juego y al jugar, entre ellos cabe mencionar a Freud, padre  del psicoanálisis, quien  da cuenta de los efectos constitutivos y movimiento psíquico del juego del carretel, fort da,
Winnicott en “Realidad y juego”,  menciona que el jugar es hacer, se relaciona con lo placentero, y como actividad creadora y cultural  le permite al niño y a la niña expresarse. Hace referencia por medio del juego se  expresa la agresión sin que el medio  le devuelva odio y violencia. Según él, lxs niñxs  juegan para controlar la ansiedad, para adquirir  experiencias; y considera que  el juego proporciona una organización para iniciar relaciones emocionales por medio de las cuales se desarrollaran contactos sociales.  Winnicott ubica al juego  en un espacio potencial;   zona, que no pertenece a la realidad externa ni a la interna, se trata de la construcción de un interior y un exterior aproximándose a esta diferenciación gracias a la aparición de objetos transicionales y al desarrollo de actividades que conforman los llamados “fenómenos transicionales”.   
La multiplicidad de perspectivas en relación al juego y su importancia para la subjetividad de lxs niñxs permite un abordaje integral. Las diversas miradas confluyen en la importancia del juego y sus efectos en la infancia, el niño y la niña que juegan va incorporando el entorno a su psiquismo a la vez que va insertándose él en dicho entorno, más aún, podría pensarse que por medio del juego el niño se constituye, se despliega la infancia, se es niñx.
El juego posibilita trayectos, y según los trayectos, hay acceso a otra realidad que la psíquica; esa otra realidad a construir es tridimensional; esa otra realidad se constituye por los trayectos, que habilitan la posibilidad de movimiento, si hay juego hay movimiento, no lo fijo ni lo estático, no reiteración, sino la posibilidad de otra vuelta, de movimiento inconciente, transformación, repetición, es decir no lo mismo, sino lo otro de lo mismo.

 A través del juego el niño se expresa, elabora situaciones, crea, aprehende, se alegra. Es su modo, por excelencia, de estar  en el mundo, el juego en la infancia en tanto espacio privilegiado para la constitución subjetiva.
          
Referencias
Trigo, A. E. (2005). Juego y creatividad: el re-descubrimiento de lo
Newson, E y Newson J. (1979). Juguetes y objetos para jugar. Barcelona: CEAC, 1982.
- freud “mas alla del principio del placer
Orlick, T. (1988). El juego cooperativo. En  Cuadernos de pedagogía, 163, pp.84-87.
Winnicott, D. (1969). Realidad y juego. Buenos Aires: Gedisa.
---------------- (1980). El niño y el mundo externo. Buenos Aires: Hormé.
Abeles, A. “Otra vuelta por el juego”. Conferencia. Fundación Campos del psicoanálisis.