Una mirada a la inclusión…. desde el marco legal vigente.


        



La Unesco  define la inclusión como una estrategia dinámica para responder a la diversidad de los estudiantes y respetar  las diferencias individuales no como problema sino como oportunidades para enriquecer los aprendizajes. Las diferencias en educación son lo común y no la excepción y la inclusión consiste precisamente en transformar de manera efectiva el sistema educativo para responder a la diversidad de estudiantes.

        Siguiendo esta línea,  la Ley de Educación Nacional Nº 26.206  se propone garantizar la inclusión educativa a través de políticas universales, estrategias pedagógicas y asignación de recursos que otorguen prioridad  a los sectores más desfavorecidos; lo que da cuenta de un nuevo paradigma, una nueva mirada y posición frente a la infancia y los niños, los niños son hoy sujeto de derecho.  Esta ley, brinda el marco normativo para orientar acuerdos sobre el diseño e implemetación de las políticas educativas y para llevarse a cabo es necesario no solo la buena  voluntad política del gobierno nacional y de los gobiernos provinciales, sino de acciones concretas y tomar la decisión de hacerla efectiva. 

         La Ley de Educación Nacional establece que la educación y el conocimiento son un bien público y un derecho personal y social, garantizados por el Estado y que tiene que  brindar las oportunidades necesarias para desarrollar y fortalecer la formación integral de las personas a lo largo de toda la vida y promover en cada educando la capacidad de definir su proyecto de vida, basado en los valores de libertad, paz, solidaridad, igualdad, respeto a la diversidad, justicia, responsabilidad y bien común. En este contexto la idea sería pensar sobre la  nueva concepción de la Educación Especial como modalidad  transversal en el sistema educativo que ha llevado a la elaboración del documento: “Educación Especial, una modalidad del sistema educativo en Argentina. Documento Orientaciones 1, 2009.”, considerando que la verdadera inclusión educativa puede ser una realidad si todos los niños pueden crecer y educarse juntos, en un sistema que los aloje y acompañe respetando sus características, necesidades y potencialidades, apuntando a una educación de calidad. 

        Desde cada región, provincia, municipio, escuela, y teniendo como eje la Ley Nacional de Educación, se deberían hacer efectivas las diversas acciones que harían de este modelo de inclusión una realidad; asegurando una educación de calidad con igualdad de oportunidades y posibilidades sin desequilibrios regionales ni sociales;  garantizando  la inclusión educativa a través de estrategias pedagógicas y recursos que permitan llevar a cabo las ideas;  donde las  condiciones de igual y respeto por las diferencias no admita discriminación de género ni de ningún otro tipo. 

        La nueva mirada sobre la escuela especial  implica no segregar mediante sistemas de enseñanza separados, sino educar juntos a los niños de la comunidad, independientemente de su condición social, cultural o individual; esta nueva mirada menciona la no – discriminación que se  exige el desarrollo de las escuelas inclusivas.  La Educación Inclusiva considerada como derecho, en el marco de la legislación vigente,  implica el deber de su realización,  lo que depende de la capacidad del sistema educativo en general  y de cada escuela en particular en  atender a todos los niños sin exclusión alguna,  y   brindarles la oportunidad de aprender juntos más allá de sus condiciones personales, sociales o culturales.  

        La inclusión hace frente a la exclusión, discriminación y desigualdad aún presentes en muchas de las instituciones educativas; de allí la necesidad de modificar o transformar las prácticas institucionales para atender la diversidad, de involucrarse participativamente para comprender la realidad social y educativa, de crear oportunidades y considerar  a los niños en su calidad se sujeto de derechos, lo que da cuenta a su vez, de  una posición no sólo política sino ética hacia la infancia que respete la pluralidad de infancias.

        La inclusión educativa se basa  en la diversidad como cualidad intrínseca del ser humano, en la aceptación y valoración de las diferencias y  en que es  la escuela, en tanto  recorte de la sociedad,  la que sienta las bases para la inclusión social.  

Verónica del Castillo
Psicopedagoga.

Referencias
- Dirección de Educación Inicial, Dirección de Educación de Gestión Privada, “INCLUSIÓN EDUCATIVA: EL DESAFÍO DE ENSEÑAR Y APRENDER  EN Y PARA LA DIVERSIDAD”, 2010. Prov. De Entre Rios.
- 1 OREALC/UNESCO Educación de Calidad para todos: un asunto de Derechos Humanos. Op. Cit
- Monet, serie "Los nenúfares"